AdoptáUnChico.com.ar

Tokio 2020-21: los Juegos Olímpicos más feministas

Ahora que terminaron los Juegos Olímpicos de Tokio 2020-21, podemos decir con seguridad que fueron los más feministas que se han celebrado con la participación de un 49% de mujeres atletas, la cifra más alta en su historia, además de voces alzadas y diversas medidas tomadas a favor de la igualdad.

El Comité Olímpico Internacional (COI) consiguió dar un paso adelante, pero no siempre fue así, ya que antes de 1900, las mujeres no formaban parte de los Juegos Olímpicos. Fue hasta 1921, cuando Alice Milliat (fundadora de la Federación Internacional de Deportes Femeninos) se interpuso a la negativa del COI de incluir mujeres en dichos Juegos, organizando torneos mundiales femeninos. El comité se vio obligado a reconocer que las mujeres tenían su lugar en los mismos y que su calidad de seres frágiles era tan solo un prejuicio.

Para celebrar los nuevos logros ocurridos, en AdoptáUnChico armamos una recopilación con los momentos que marcaron los JJ. OO. de Tokio, muy al estilo Girl Power.

1. Por segunda vez en la historia, el COI nombró a una mujer como presidenta del comité organizador: Seiko Hashimoto. Bajo su dirección, pasó de tener 7 mujeres a 19 de un total de 45 integrantes.

2. En la ceremonia de apertura, la igualdad se dejó ver, ya que los países participantes debían de llevar dos abanderados, una mujer y un hombre. Claro que hubo quienes se negaron, entre ellos Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Eritrea y Tayikistán. (Buu)

3. El calendario de competición se modificó para que las grandes finales tuvieran la misma visibilidad tanto para las y los deportistas, junto con un horario televisivo preferente y jornadas de fin de semana.

4. La salud mental, los récords batidos, las protestas feministas y las acciones sonoras por parte de las atletas demostraron que sí se puede y que hay que seguir de pie y en camino hacia la igualdad.

5. La selección femenina de voleibol de playa de Noruega se negó a ponerse bikini, reemplazándolo por un short, para denunciar la hipersexualización del cuerpo femenino. Lo mismo hizo la selección francesa, mientras que la alemana de gimnasia, apoyada por su Federación, decidió llevar mallas largas en piernas y brazos.

6. El feminismo interseccional estuvo presente. La lanzadora de peso Raven Saunders, activista feminista y LGTB+, realizó una seña de protesta al recibir su medalla de plata. Saunders cruzó los brazos en una 'x' para señalar "la intersección en la que se encuentra toda la gente oprimida"

7. El abandono y el gran regreso de Simone Biles nos adentró en el mundo de la ansiedad y/o la depresión que afecta a los atletas debido a la gran presión a la que son sometidos. Pese a ello, la fuerza de Simone la hizo regresar como una grande.

8. La ola de sororidad en redes sociales por defender de los haters a la medallista olímpica surcoreana An San, que se dejó ver con cabello muy corto, fue realmente alentadora. Se han recopilado más de 6,000 fotos en insta, así como 1,500 mensajes denunciando el sexismo y pidiendo a la Asociación Coreana de Tiro con Arco que de la cara al respecto. O el caso de Naomi Osaka, que nos enseñó que la solidaridad puede ir junto con la competitividad. ¡Acciones sororas dentro y fuera de la pista!

9. ¡Batiendo récords mundiales y marcas personales! Varias atletas se superaron a sí mismas, como Yulimar Rojas y Ana Peleteiro en triple salto, Sydney Mclaughlin en 400 m. vallas, Jasmine Camacho-Quinn en 100 m. vallas, Tajtana Schoenmaker en 200 m. braza, Kathleen Ledeccky en estilo libre, Emma Mckeon en 50 m. libres (que no solo batió su récord sino que también ganó 7 medallas), Adriana Titmus 200 m. libres, o Sky Brown que a su corta edad se convirtió en la medallista más joven.

10. El equipo femenino de hockey Argentino ganó la medalla plateada por tercera vez en la historia, ya que antes habían alcanzado la final en Sydney 2000 y Londres 2012.

Estos son tan solo algunos de los increíbles sucesos que nos dejaron los JJ. OO. y seguro, pasarán a la historia.

La brecha de género sigue siendo un tema, ya que las deportistas, entrenadoras, árbitras y periodistas (comentadoras) siguen siendo minoría, pero la lucha hacia la igualdad continúa. Nos vemos en París 2024.

Si te gustó este artículo, también te puede interesar:

Amelia earhart: la piloto que conquistó los cielos

back to top